sábado, 22 de abril de 2017

Estar informado (semanal - (22/04/2017)

CUED. En la clase con Internet: elaboración de infografías con PowerPoint.

CUED. Desgranando las estrategias docentes más efectivas. ¿Qué dice la investigación (3/3) | https://t.co/COKj7E5hxd

CUED ¿Cómo saber si una experiencia de innovación educativa es realmente innovación educativa? | https://t.co/Vr11TuyrN8

CUED. La progresiva e irreversible convergencia tecnológica educativa de lo físico y lo virtual | https://t.co/BhMgnmR6EH

CUED. Investigación y docencia: de una relación problemática a una productiva | https://t.co/CMGckXnWxC

Tasa de graduación y abandono desde la implantación del grado - Universidad, sí | https://t.co/dCiE3tfEZy

Metodología de producción para el desarrollo de contenidos audiovisuales y multimedia para MOOC | https://t.co/xOaSX6ml8a

Curación de contenidos: indispensable para su estrategia de capacitación | https://t.co/NXTx2wuc4E

6 señales de que su empresa necesita eLearning | https://t.co/YQfPT6J0GK

Learning@Videos - Charting The Evolution, Success & Growing Popularity Of Video-based Learning - eL... | https://t.co/Zp7sv6OI4O

9 Tips To Find The Right Extended Enterprise LMS For Your Organization - eLearning Industry | https://t.co/sYVjRcylln

Universidades sostenibles - Universidad, sí | https://t.co/vZUHRIWYrJ

PDF y eLearning: Una relación de amor y odio | https://t.co/MoHYYkXD4f

8 Things You Should Know before Using Social Media in Your Course - OLC | https://t.co/ZMuiQGzUmH

Female scientists are considerably more likely to be mistakenly cited as if they were... | https://t.co/lq9Q38eX32

Competency-Based Education - Foundation for Excellence in Education (U.S.) - Is there... | https://t.co/KiXp7347zL

"Personalized Learning" Guidebook Geared to Rural Districts' Needs | https://t.co/K6fFWzypBj

Google Classroom: Now open to even more learners | https://t.co/hcK8crq9V9

Getting Started with Genius Hour - resources via Dr. Bruce Ellis | https://t.co/wWL33vpC4D

3 Tips For A Successful Online Course Launch | https://t.co/4uYg1SDysr

7 traits of a successful corporate eLearning culture | https://t.co/eV3KbAiiTE

What are the ramifications for higher education re: the *massive* changes beginning to... | https://t.co/kCJukxYWvT

TOP 10 - Herramientas online para hacer presentaciones | https://t.co/7mfNnZBr8K

50 Tips, Tricks and Ideas for Teaching Gifted Students - via Ruth Lyons | https://t.co/3YoDRzZj38

I Xornadas de Innovación Docente na UDC - Conferencia da doutora Linda Castañeda Qui... | https://t.co/MJjfoIM7wh

Los nombres de las revistas científicas: una cuestión de marca | https://t.co/mevXApU6Vc

Alejandro Tiana, reelegido rector de la UNED con el 52,28% de los votos | https://t.co/7RDHS9D8ye

Smartphones in the teaching of Physics Laws: Projectile motion| El teléfono inteligen... | https://t.co/YTEKi7b4hE

¿Cuáles son las titulaciones con mejor rendimiento académico? - Universidad, sí | https://t.co/HiDg8hG1XN

||| Congreso Mundial de Educación Superior a Distancia | https://t.co/ZT4oJpKGIt

Why are citations important in research writing? – Writing For Research – Medium | https://t.co/iFmgGFlf9I

El juego y otros principios pedagógicos. Su pervivencia en la educación a distancia y... | https://t.co/w00mE6rj4x

¿…Y ANTES DE LOS MOOC? (PDF Download Available) | https://t.co/n5quu2EgHg

viernes, 21 de abril de 2017

En la clase con Internet: elaboración de infografías con PowerPoint.

Escribe Carlos Bravo Reyes

Recién acabamos de realizar un Wooc con profesores de la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad, donde el tema desarrollado corresponde al título del presente trabajo. Empezamos por caracterizar las infografías como medio didáctico y culminamos en su elaboración empleando PowerPoint.

La infografía es un medio que combina imágenes fijas y texto, con un gran nivel de síntesis. Cuando me refiero a medio adopto el criterio que es un componente de la actividad pedagógica y que junto a los métodos sirven de base para el desarrollo de los contenidos. La infografía es más conocida en su formato digital, pero en el caso que se imprima sigue siendo una infografía.

La infografía y el papelógrafo
Cápsula informativa donde se solicitan las diferencias
El papelógrafo, aún en tiempos de Internet mantiene su utilidad, aunque con la introducción de las pizarras digitales, el manejo de diapositivas y el acceso a la Web, cada vez es menos empleado. Sin embargo, existe la duda: ¿Cuáles son las diferencias entre este medio y la infografía?

Dicha pregunta fue uno de los elementos discutidos durante el Wooc con los profesores. 

Los asistentes señalaron que la infografía puede contener más cantidad de información, lograr un mayor impacto visual, es más fácil de manejar y como es un medio digital se distribuye en todas las redes. Se añade además que la infografía puede ser editada varias veces y servir de base para otras.

Pese a todas esas diferencias la más importante en mi opinión es el formato. El primero se diseña para ser desarrollado en papel, con un tamaño superior y para una audiencia variable. Mientras que la infografía se concibe principalmente para su lectura en la pantalla de un dispositivo digital.

En ambos medios se requiere de una profunda síntesis visual y textual, del empleo de colores y elementos para dirigir la atención. Contribuyen a la comprensión de conceptos con alto grado de abstracción, al poder vincular imágenes realistas y esquemáticas. Con ambos medios se facilita la muestra de datos estadísticos, resúmenes de información, palabras claves de un concepto, entre otras muchas posibilidades didácticas.

En el caso específico de la infografía su elaboración favorece la mejora de la competencia digital de profesores y estudiantes, al vincular diferentes tipos de medios sobre un soporte digital.

En el caso de la selección de los medios o recursos para la clase, deben primar los conceptos de utilidad, disponibilidad y efectividad. No siempre el medio disponible es el más efectivo.
Cápsula del Wooc
El primer paso es la selección de la información, tomando en cuenta que pueda ser expresada mediante imágenes y textos cortos. Le sigue la organización de dicha información tomando en cuenta los principios de la síntesis, la precisión conceptual, la asequibilidad de la información, el tránsito de lo general a lo particular entre otros. 

El siguiente paso es plasmar el contenido en un boceto, este cumple el objetivo central de ahorrar tiempo en la elaboración de la infografía. Este boceto debe realizarse las veces que sea necesario, hasta que consideramos que estamos listos para crear la infografía. Para elaborar este medio podemos encontrar diferentes programas en línea, varios de ellos gratuitos, aunque con algunas limitaciones.

PowerPoint en la elaboración de infografías.

Es un programa informático manejado por millones de personas, está disponible en numerosas computadoras y dispositivos móviles, no requiere conexión a la red y la infografía se puede modificar tantas veces sea necesario. Con los datos de una presentación podemos crear una infografía que resuma la idea rectora o central de la presentación. También desde una infografía podemos crear una presentación en la que se explica, por ejemplo los pasos de un proceso, entre otros temas.

Otra de las razones para seleccionar PowerPoint es que se pueden editar las imágenes, recortarlas, modificar el brillo, el contraste e incluso eliminar el fondo de dichas imágenes.


Para elaborar las infografías con PowerPoint se debe partir de seleccionar el tamaño y la orientación de la diapositiva.



   
Por ejemplo en el caso de la infografía que muestra la imagen el tamaño seleccionado fue de 13 cm de ancho por 24 cm de alto.


Una vez determinado el tamaño se procede a la parte más compleja que es plasmar en la diapositiva el boceto antes elaborado. Para esto se requiere combinar el texto, las diferentes figuras geométricas, flechas y otros recursos con las imágenes seleccionadas. 

Es necesario resaltar que se está elaborando una infografía y no una presentación. Para la primera empleamos texto entre 11 y 12 puntos ya que no se va a proyectar la infografía, como es el caso de una diapositiva, que necesita un mayor puntaje.

Para finalizar el proceso de elaboración de la infografía es necesario guardarla en un formato de imagen, como es el caso de PNG. Es conveniente archivarla primeramente en el formato de PowerPoint, con la finalidad de realizar cambios futuros o como plantilla para otras infografías.

En el Wooc que cité, los profesores se comprometieron a colocar en nuestro grupo de WhatsApp algunas de las infografías que elaboren. Aprovecho para dejar todas las cápsulas informativas empleadas en el Wooc y que pueden ser útiles para otros profesores. 

Tomado de 366-días con permiso de su autor

jueves, 20 de abril de 2017

Investigación y docencia: de una relación problemática a una productiva

 Por  Antonio Bolivar
Catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Univ. de Granada
Editor de la Revista “Profesorado. Revista de Curriculum y Formación del Profesorado”
Un conjunto de creencias o “mitos” han llevado a mantener una relación superficial o equivocada de las relaciones entre docencia e investigación que, como presuposiciones colectivas, impiden una reflexión crítica. Mark Hughes (en Barnett, 2008) identifica cinco mitos: beneficio mutuo entre la investigación y la docencia, el mito de una relación generalizable y estática, el mito de separar el saber de la docencia y la investigación, el mito de la superioridad del profesor-investigador, el mito del estudio desinteresado de la relación entre investigación y docencia. Sorprende, al respecto, la escasez de trabajos empíricos en que sostener cada uno de los mitos, siendo las creencias más fuertes que las pruebas reales de los mismos. Por ejemplo, no está probado –más bien lo contrario– que haya una correlación importante entre productividad de la investigación y eficacia de la docencia.
De hecho, no debiera generalizarse acerca de las relaciones entre docencia e investigación. Ni las relaciones son estables, ni iguales en todas las disciplinas y departamentos. Las relaciones son heterogéneas en diferentes ámbitos disciplinares como en distintas instituciones. Tampoco el saber existe como una entidad previa y separada de la docencia y la investigación. Por otro lado, pareciera que es un docente de superior categoría aquel que basa su docencia en su propia investigación. Pero ni los buenos investigadores son, a menudo, buenos docentes, ni éstos últimos necesariamente tengan que ser buenos investigadores. Además, depende de las disciplinas y niveles de enseñanza universitaria para que esta relación sea productiva. Por lo demás, no es algo desinteresado: si los profesores-investigadores son superiores, los incentivos económicos y promoción en la carrera deben dirigirse a la investigación.
En 1990, Ernest Boyer publica su conocido informe (“Scholarship Reconsidered: Priorities of the Professoriate”) para la Carnegie Foundation, que trata de poner fin a la falsa polaridad entre enseñanza e investigación en la academia, para reafirmar que el profesorado universitario asume (“profesa”) la responsabilidad de dar a su enseñanza también un sentido académico. Así, desde las primeras páginas, afirma:
Creemos que ha llegado el tiempo de ir más allá del viejo y aburrido debate “enseñanza vs. investigación” y dar al término familiar y honorable de “scholarship” un significado amplio y más general, uno capaz de cubrir legítimamente todo el campo del trabajo académico. Seguramente, “scholarship” significa compromiso en investigación original. Pero el trabajo de un profesor universitario también significa retroceder de una investigación, observar las conexiones, construir puentes entre teoría y práctica, y comunicar efectivamente el conocimiento a los estudiantes.
Por ello, propone que la enseñanza sea –al igual que la investigación– considerada una actividad académica. Así, afirma que “superando el viejo debate entre enseñanza e investigación, aporta un significado más amplio y honorable”, pues incluye cuatro dimensiones distintivas e interrelacionadas: investigación, integración, aplicación y enseñanza. Por eso, la buena enseñanza está guiada por el mismo hábito mental que caracteriza a los otros tipos de trabajo académico. Actualmente ha llegado a constituirse en un amplio movimiento de renovación de la educación superior (Scholarship of Teaching and Learning).
El Report Boyer abre una nueva agenda de investigación a nivel internacional sobre lacalidad de la enseñanza y del aprendizaje en la Universidad en el marco del “the scholarship of teaching”. Si hasta entonces el “scholarship” se refería únicamente a la labor investigadora del profesorado, Boyer destaca que el “scholarship” está implícito en cualquiera de las funciones que ha de desempeñar el profesorado universitario, incluida la enseñanza. Un profesor universitario no es académico o erudito por las investigaciones que realiza, debe serlo también por el conjunto de funciones que desempeña. Este enfoque permite situar debidamente, como ha destacado un gran continuador de la obra de Boyer en la Fundacion Carnegie (Shulman, 2004) dentro del trabajo académico (y no sólo como un asunto pedagógico o didáctico) que la enseñanza está “centrada en el aprendizaje del estudiante”. La primera responsabilidad de las universidades es la docencia, se trata de cómo potenciar la docencia, no tanto quitando una parcela a la tarea investigadora para invertirla en la docencia, sino –más radicalmente– considerar la enseñanza como “scholarship”, es decir como una actividad propia del académico, tal y como lo es la investigación. La actividad de la enseñanza debe sustentarse en procesos de investigación-acción que lleven al docente a reflexionar sobre su actuación y le permitan construir nuevo conocimiento sobre la enseñanza y el aprendizaje.
Aparte de otros factores, el auténtico cambio de cultura es que la enseñanza y la investigación formen parte de una misma tarea y estándares. El profesor universitario es un “scholar” tanto de la investigación como de la enseñanza. La enseñanza se debe situar dentro del trabajo académico, al mismo nivel y metodología que la actividad investigadora. Contenido y didáctica no pueden ser campos separados o aditivos. Al contrario, debe formar parte del propio trabajo en una disciplina. Ambas demandan un conjunto similar de actividades de diseño, acción, evaluación, análisis y reflexión y, muy especialmente, ser sometidas al escrutinio público de los colegas. Una enseñanza entendida como investigación (“scholarship of teaching”) iniciada por Boyer y desarrollada por autores como Shulman, apuesta por la necesidad de investigar la enseñanza, como requisito indispensable para promover la calidad de la docencia.
La enseñanza, como la investigación, debía reunir un conjunto de caracteres: objeto de investigación, pública, sometida a la crítica y evaluación, y compartida o intercambiada, en una especie de comunidad profesional de aprendizaje. La integridad del profesor universitario incluye, pues, la revisión y mejora de su enseñanza por el impacto que su trabajo, en esta dimensión, tiene sobre los estudiantes. En el fondo, como ha dicho Shulman, ser profesor supone tomarse seriamente el aprendizaje de los alumnos aprendices. En suma, considerar la docencia como un “scholarship” supone dotarla de la importancia y reconocimiento que le corresponde en las tareas de la universidad.
La enseñanza universitaria no puede seguir recluida a la privacidad del aula, sin ser sometida, al igual que la investigación, al escrutinio público de sus pares. Como académicos, el proceso de la enseñanza también debe jugarse en la arena pública. Es decir, deben ser visibles y transparentes los procesos y resultados de las actividades que se desarrollan como profesor universitario. Shulman (2004) reconceptualiza el término como “enseñanza y aprendizaje como investigación” (“scholarship of teaching and learning”). Según este autor, para que una actividad de enseñanza sea académica o erudita, es necesario que, además de ejercer una docencia de calidad, se cumplan los siguientes criterios:
“Para que una actividad pueda ser considerada como “scholarship”, debería poseer al menos tres características fundamentales: ser pública; susceptible de revisión crítica y evaluación; y ser accesible para el intercambio y uso por otros miembros de la propia comunidad universitaria” (p. 5).
El trabajo debe hacerse público y no permanecer en el ámbito privado; a su vez, debe ser objeto de crítica y revisión por la comunidad universitaria; y, por último, debe ser utilizado y reconstruido por otros. No obstante, como señala Shulman, ésta no tiene que ser alcanzada exclusivamente a través de publicaciones, sino que existen diferentes formas de hacer el trabajo público, en una comunidad profesional. Hacer visible la investigación en la enseñanza, puede realizarse a través de la presentación de publicaciones sobre los hallazgos obtenidos y su impacto en el proceso de enseñanza-aprendizaje, o de difusión de recursos materiales creativos que fomenten el aprendizaje en el aula.
De este modo, al igual que la investigación, la enseñanza ha de llegar a hacerse visible o pública, como una “propiedad comunitaria” (“community property”, lo llama Shulman, 2004). Considera que la enseñanza es una actividad que tiende a ser reservada, limitada exclusivamente al docente y a los alumnos a los que va dirigida, y que raramente es evaluada por los pares. En su lugar, desde una perspectiva comunitaria, ha de ser sometida al análisis y comentario de una apropiada comunidad de compañeros, en analogía con los procesos de revisión por pares y calidad de los productos de la investigación. De este modo, una comunidad académica, que está comprometida con su trabajo académico, trata su trabajo como un acontecimiento público, sometido al escrutinio de pares. En tercer lugar, el trabajo académico docente ha de ser intercambiado, de manera que otros tengan posibilidad de aprender y nosotros del de ellos.
Referencias bibliográficas:
Barnett, R. (ed.) (2008). Para una transformación de la universidad. Nuevas relaciones entre investigación, saber y docencia. Barcelona: Octaedro.
Boyer, E. (1990). Scholarship Reconsidered: Priorities of the Professoriate. Princeton, N.J.: The Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching.
Shulman, L. S. (2004). Teaching as community property: Essays on higher education. Ed., Pat Hutchings. San Francisco, CA: Jossey-Bass.
Cómo citar esta entrada:
Bolívar, A. (2017). Investigación y docencia: de una relación problemática a una productiva. Aula Magna 2.0. [Blog]. Recuperado de:https://cuedespyd.hypotheses.org/2641
Tomado de Aula Magna 2.0 con permiso de sus editores

miércoles, 19 de abril de 2017

¿Cómo saber si una experiencia de innovación educativa es realmente innovación educativa?

Escribe Ángel Fidalgo




Reflejos. Fotografía by A. Fidalgo.
Para que una experiencia de cambio educativo se pueda considerar como innovación educativa tienen que ocurrir dos cosas:
“La innovación educativa es la aplicación de una idea que produce cambio planificado en procesos, servicios o productos que generan mejora en los objetivos formativos” (*)
2-Que tenga una serie de características:
  • Originalidad.
  • Eficacia.
  • Eficiencia.
  • Transferibilidad.
  • Sostenibilidad.
Cualquier experimento docente realiza cambios y suele suponer una mejora en los objetivos formativos, por tanto se cumple la definición. Si nos quedamos en este paso, todas las experiencias serían innovación educativa. Por ejemplo, imagínese que un profesor siempre ha dado sus clases magistrales con una tiza y pizarra, de repente descubre que se pueden hacer presentaciones en el aula con el ordenador ¿estaría innovando?
Realmente cumpliría con la definición de innovación educativa y lo sería si el universo fuese su propia aula, pero en este caso lo que realmente está haciendo este profesor es aplicar una innovación educativa de hace 30 años.
En este caso es muy fácil  observar que no cumple la característica “originalidad”. Sin embargo, no siempre es tan sencillo. Por tanto, para que una experiencia se pueda considerar de innovación educativa, se debe comprobar que satisface los siguientes principios:
  • Originalidad. Se debe tener en cuenta experiencias previas que se hayan realizado en el campo de la formación. La originalidad no suele venir dada por la tecnología aplicada, sino por la forma de utilizar esa tecnología para mejorar las metodologías.
  • Eficacia. Debe cumplir los objetivos para los que fue diseñada la innovación, y además, demostrar que se cumplen (habitualmente utilizando el método científico).
  • Eficiencia. El coste/esfuerzo de aplicar la innovación educativa nunca debe ser superior al coste/esfuerzo realizado antes de aplicarla.
  • Transferibilidad. Se debe poder utilizar en otras asignaturas.
  • Sostenibilidad. Una vez desarrollada la innovación educativa su aplicación no requiere nuevos desarrollos. Por ejemplo, muchas experiencias de innovación educativa se realizan porque hay financiación y una vez finalizada ésta continúan requiriendo aportes económicos. En este caso la innovación no sería sostenible.
(*) Sein-Echaluce, M.L, Fidalgo-Blanco, A y Alves, G (2016). Technology behaviors in education innovation. Computers in Human Behavior, In press. http://dx.doi.org/10.1016/j.chb.2016.11.049
Tomado de Innovación educativa con permiso de su autor

martes, 18 de abril de 2017

La progresiva e irreversible convergencia tecnológica educativa de lo físico y lo virtual

Escribe Beatriz Fainholc
.

El papel de la [mediática] en la política y [economía, social y cultura digital] contemporánea nos obliga a preguntar qué tipo de mundo y sociedad en la que queremos vivir recreada en base a (Chomsky) y qué modelo de democracia queremos para esta sociedad.
(Aumentado y ajustado por la Autora)


En el terreno de la progresiva e irreversible convergencia tecnológico- educativa de lo físico y lo virtual,  preocupa la esfera  cultural, comunicativa y formativa, ya que compromete cogniciones, conceptos, valores, entre otros elementos, que luchan por ser hegemónicos y  dominantes. La convergencia nombrada

Convergencia tecnológica educativa de lo físico y lo virtual



Aclaremos:
Convergencia es la conjunción articulada no jerárquicamente, lo  que significa que nada ni nadie se halla en la cúspide sino que todos en igualdad y representatividad-, son protagonistas y constructores activos de saber. Esto puede inscribirse desde un planteo sociopolítico hasta técnico medial. Por ello se puede entender este concepto desde el punto de vista mediático como[1]la fluidez del contenido a través de múltiples plataformas mediáticas, la cooperación entre  industrias ocupadas del tema, y el comportamiento migratorio de las audiencias mediáticas, que se mueven continuamente en búsqueda de todo tipo de experiencias de entretenimiento. La dialéctica se manifiesta en que los actores- sujetos al mismo tiempo, por un lado resignifican contenido – objeto mediado,  y por el otro, modelan a través de ellos sus comportamientos. Es decir existen modificaciones por ambos lados.

A su vez, el fenómeno de convergencia tecnológica y cultural,  se relaciona con lo que hoy  se reconoce como la Mediática electrónica.

Es decir, la mediática se  expresa a través de mediaciones con instrumentos materiales y  simbólicos  que permiten la comunicación interactiva, física y  virtual entre lo antes señalados, múltiples emisores/ receptores,- EMIREC-, o sea con  diversos medios de comunicación articulados. Referidos a estos, antes era el teléfono, hoy  Internet, las TIC y sus derivados.

La convergencia hoy aparece en las redes digitales como espacio estratégico del entrecruzamiento desordenado en una interacción entre los diversos códigos simbólicos y escrituras[2] , colocándose en un (des)borde cultural.
Las formas de cultura nombradas son hoy cada vez más dependientes de los procesos de comunicación virtual[3], que penetran  entornos complejos y altamente socializadores de la ciber-cultura.

No es sólo una transformación tecnológica evolutiva o disruptiva, sino que debe ser interpretada en el contexto de una compleja interacción en/ con:

1- la aparición de nuevas formas de “envases” informacionales y de medios expresivos de comunicación electrónicos en sinergia y simbiosis, sostenidas por las mencionadas  redes horizontales (aunque pueden no serlo), que suministran “big data” y configuran relatos multifacéticos difusos, entre otros rasgos, inmersos en la economía global y la cultura digital,

2- las transformaciones tecno-cognitivas que desencadena la mediática, que inciden en la configuración de las identidades, como nuevas expresiones de la subjetividad, dada por la conectividad, en ensamblajes de múltiples interdependencias.

3- un contexto mundial de descrédito y de crisis de legitimidad de lo político público, institucional, organizacional, etc., que se vale de emergentes formas no convencionales de comunicación y   prácticas políticas,- usadas por todo tipo de grupos-, en espacios alternativos como los blogs, twitter, los wikis, etc.

El proceso de convergencia cibercultural, entonces es tecnológico, cultural y  político- económico, con los intereses por detrás de un poder y un mercado de producción, circulación  y consumo de bienes materiales y simbólicos. No dejan de trazar alianzas y fusiones entre los sectores de la telecomunicación, los medios de comunicación, y la industria de mass- media en general, que a través de la convergencia y/o integración de soportes y lenguajes digitales, se constituye en la plataforma formativa de personas y grupos.

En este estadio de las redes mass-mediáticas y telemáticas[4],  se propicia un “giro paradigmático” que ha marcado un cambio en las decisiones  formativas, en un engarce de lo semiológico íntimamente ligado a los procesos tecnológicas en la construcción  del conocimiento.

Resulta interesante recordar que la semiología (que según diversas líneas teóricas y autores es sinónimo de semiótica), es una de las ciencias que son parte del estudio de la comunicación. Analiza los diferentes tipos de símbolos y signos producidos no solo por  las personas y grupos y organizaciones, sino por la mediática  en  sus significados y significantes. De este modo,  se manifiesta en canales y formatos comunicacionales,- hoy móvil digital-, que penetra en toda la esfera social, y arrasa casi  la vida entera de la  población mundial.

La penetración de lo móvil digital se ve en el siguiente gráfico

Cobertura mundial de los  teléfonos móviles

Fuente: Banco Mundial. 2015/ La Nación
Existen alabanzas frente a los celulares que son cada vez más accesibles, versátiles  y sobretodo convergentes, en los términos mediáticos antes conceptualizados. Sin embargo, también existen resistencias por el comportamiento (en general alienado) que suscita en las personas frente a dicha penetración.

Más allá de constituirse en un evento que ha cambiado la apariencia, la interacción y la formación en el mundo entero, consecuencia de Internet, que es comparable a la aparición en otros momentos históricos como con la imprenta-, son altamente significativos por la creación y circulación de información y consecuente dieta formativa que reciben y resignifican los usuarios, al remodelar mentalidades, hábitos, creencias, valores, y otros.  

Cuando nos referimos a los móviles se deben considerar las redes subyacentes y las comunidades  y acciones comunicativas de relaciones específicas  que generan una gran participación en  un espacio determinado.

Se trata de un mundo virtual que posiciona a la persona como el centro de la actividad cognitiva, resultando una articulación de individualidades y colectividades decididas a promover e intercambiar información, yuxtapuesta, inmediata, fluida, en general envasada en formatos multimedia.
                  
Se transita así de la massmedia a la social media, de audiencias anónimas, a actos comunicacionales reconocidos puntualmente, ambos caracterizados por su gran poder socializador.

Los celulares son dispositivos, son  por un lado, herramientas, donde las personas, los estudiantes pueden vivenciar  experiencias directas, se accede a códigos simbólicos diferentes y una gran descarga de contenidos, y así son un medio como puerta de entrada a la cultura  que  favorece el desarrollo de la cognición (inteligencias múltiples").

Por el otro, las redes que los sostienen vigilan mensajes y protagonistas, constituyéndose en penetrantes medios para el control social.

Es el conjunto heterogéneo de signos y discursos de los lenguajes simbólicos, las instituciones, las decisiones políticas (medidas administrativas, instrucciones de software, enunciados científicos, proposiciones filosóficas, morales, etc. Cuando son dispositivos  mediáticos y telemáticos poseen una función estratégica dominante. A su interior, se produce una cierta lucha de relaciones de fuerza, para impulsarlas, bloquearlas, y utilizarlas. Así, los dispositivo mass mediáticos y telemáticos resultan del entrecruzamiento de las relaciones de poder y los límites del saber, - que ante todo lo condicionan-, y que están expresadas en mediaciones socio-comunicacionales, semiológicas y formativas.

Entonces, los dispositivos materiales y simbólicos mediáticos y telemáticos poseen la capacidad de diseñar, capturar, orientar, determinar, disciplinar, modelar y controlar  gestos, conductas, opiniones , discursos, la escritura, la literatura, la filosofía, la agricultura, la navegación, las computadoras, los teléfonos portátiles y los lenguajes en sí mismos, que en una articulación evidente con el poder, están presentes en todas mediaciones tecnológico-formativas, que sin darse cuenta de las consecuencias que acarrearían, se tuvo/tiene la inconsciencia de adoptar medios y mediadores. En todo caso, otra vez nos enfrentamos a la dicotomía técnico instrumental vs comunicacional y expresiva:

La pregunta conocida: los celulares son un buen medio para la formación de personas?
La formación on line y considerada libre, no es una panacea, aunque reconocidamente,  poseen una gran capacidad de multiplicación, gran acceso, se ahorran costos, etc.

La calidad no depende del medio tecnológico, como es sabido, sino de las mediaciones y los mediadores que se establezcan formal e informalmente.

Pero  no siempre esta comunicación se pueda convertir en un entorno con  aprendizajes de calidad, al flexible, colaborativo, etc.

Haciendo cierta comparación, como tal vez, puede darse en  una charla escrita breve de los celulares, tablets, twitts,etc, que se puede diluir como una charla en un café, o hasta en una clase magistral.

Existen dudas, incompletitudes, desarticulaciones, etc .

El desafío es  valorar el aprendizaje social,- como sostenía Dewey-, y compartir con los celulares proyectos con acciones comunicativas de calidad  en la virtualidad: todo por hacer.

Consideraciones críticas

Si bien al  referirse a la mass y tele mediática  se apunta a su condición  democratizadora y de equidad social,  que sus procesos altamente socializadores poseen , como el de los celulares antes vistos-, paralelamente, se reconoce en la mayoría de las veces, un  sesgo en  su orientación y presión , en manipular la verdad, que ya se entiende como un construcción socio-cultural, económica,  político-ideológica y moral .

Los grupos mediáticos controlan buena parte de la información y pueden alcanzar una posición monopólica en las redes, dejando escaso lugar a otras ideas y convicciones.

El proceso de convergencia, entonces es tecnológico, cultural y  político.
con los intereses por detrás de un poder y un mercado de producción y consumo, que no dejan de trazar alianzas y fusiones entre los sectores de la telecomunicación, los medios de comunicación, y la industria de mass media en general, que a través de la integración de soportes digitales, es la plataforma formativa de personas y grupos.

Pero, no todos los países, regiones, grupos, etc., se encuentran en el diferente nivel de acceso, desarrollo tecnológico, aunque no solo e lo puede atribuir solo a ello.  Razones político económico sostienen la desigualdad, donde se asientan la sociedad, la cultura, la educación, entre otros.

Referido a Internet, obsérvese que:

Población total: 7400 millones de personas


Fuente: Banco Mundial. 2015/ La Nación.

A modo de  Conclusiones provisorias

Los avances tecnológicos y enfoques pedagógicos deberían propiciar oportunidades para el (re)diseño de los entornos formativos innovadores basado en proyectos que presenten otro sentido de  tendencia convergente que prima hoy.

No cabe duda que en tiempos de crisis, se busca el máximo rédito en la relación costo/beneficio que implica una implementación ampliamente rentabilizada. Sin embargo, creemos que su reconfiguración, al propiciar la confluencia de las mediaciones pedagógicas y tecnológicas hacia propósitos formativos de otro sentido, -dentro de la continuidad indistinguible entre los escenarios virtuales y físicos-, resultará en prácticas pedagógicas y tecnológicas generadoras de la integración y  convergencia, como expresión del  derecho a la educación y a la comunicación.




[1] Jenkins. H. (1998) La cultura de los medios de comunicación social. Paidos, Iberica,  Madrid.
[2] Barbero  y Rey, G (1999)  Los ejercicios del ver, Gedisa, Barcelona.
[3] En un contexto y acciones globalizadas se altera la estructuración de los espacios y tiempos tradicionales (cartesianos) por una fluidez inaprensible de acciones telemáticas, apoyadas por las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) que son las que propician también una reestructuración cognitiva a través de la mass-mediática y la telemática.
[4] Son ejemplos  la "realidad aumentada”, como los  juegos on line, los e-books, etc.
La telemática  refiere a la combinación de la informática con la tecnología de la comunicación para el envío y la recepción de datos, lo que genera diferentes  procesos, conceptos y dispositivos propios de las telecomunicaciones y  la informática.


Artículo elaborado para el Blog CUED, por Beatriz Fainholc
UNLP- Universidad Nacional de La Plata, CEDIPROE- Centro de Diseño, Producción y Evaluación de Recursos Multimediales para el Aprendizaje